miércoles, 17 de mayo de 2017

Blanquea tus Dientes en Casa

Si eres de las personas que fumas, tomas té, café, refrescos o hace mucho que no te haces una revisión en tu odontólogo, seguramente quieras acabar con ese aspecto amarillento y poco atractivo que tienen. Sonríe abiertamente después de aprender cómo blanquear los dientes de forma natural.

Además de las causas citadas, otras de las razones por las que tus dientes puedes tener ese color amarillo son el padecer de placa dental o daños en el esmalte dental de los dientes; o que estés tomando antibióticos como la amoxicilina o vitaminas como el hierro. 
Por lo tanto vamos con unos truquillos para conseguir blanquear nuestros dientes:


  • Pulpa de fresa: Sólo debes frotar la fresa por tus dientes durante unos cuantos minutos, luego lávalos con agua y usa el hilo dental para quitar las semillas que se hayan introducido entre tus dientes.

Resultado de imagen de fresas para los dientes
  • Bicarbonato de sodio: Puedes utilizarlo en combinación con tu pasta de dientes, o añadir un poco de polvo de bicarbonato de sodio a tu cepillo dental y cepillar los dientes. También puedes agregar una pizca de sal al cepillo y cepillar de forma habitual.

Resultado de imagen de bicarbonato para los dientes
  • Zumo de limón: Haz una pasta con zumo de limón y una cucharadita de bicarbonato, luego cepíllate los dientes con ella y enjuágalos con abundante agua fría. Si lo deseas sustituye el bicarbonato de sodio por sal.

Resultado de imagen de zumo de limon bicarbonato
  • Vinagre de manzana: Al igual que en truco anterior haz una pasta con el vinagre de manzana y una cucharadita de bicarbonato, cepíllate los dientes y enjuágalos, o si lo deseas puedes sustituir el bicarbonato por la sal.

Resultado de imagen de vinagre de manzana
  • Cáscaras de naranja y hojas de laurel: Es una solución muy poco conocida pero eficaz. Tritura la cascara de naranja y el laurel, luego coloca un poco de la mezcla sobre tu cepillo dental y cepilla los dientes con ella, por último enjuágate con agua.

Resultado de imagen de laurel naranja
  • Peróxido de hidrógeno (Agua Oxigenada): El procedimiento es muy sencillo, simplemente tomamos un sorbo de agua oxigenada y enjuagamos durante 1 o 2 minutos después de cada cepillado. Si consideramos que es muy fuerte podemos utilizar el agua oxigenada a solas y diluirla en partes iguales con agua, aunque no es tan eficaz.



  • Albahaca seca: Dejar secar unas cuantas hojas de albahaca y una vez que estén secas las machacamos hasta conseguir un polvillo que añadiremos a nuestro dentífrico cada vez que lavemos los dientes.

Resultado de imagen de Albahaca seca
  • Corteza de árbol de nogal: Debes moler la corteza hasta conseguir un polvillo. Utiliza este polvo mezclado con tu pasta de dientes habitual y cepilla tus dientes. Repite este procedimiento 1 vez cada 10 días.

Resultado de imagen de nogal
  • Cáscara de plátano: La cáscara de banana o plátano dejará tu boca brillante y saludable según la opinión de muchas personas que la han utilizado (y utilizan) con frecuencia. Este método es quizás poco conocido pero sí muy eficaz. Solo debemos frotar con la cáscara nuestros dientes de manera habitual y veremos como quedan de brillantes y ligeramente más blancos.

Resultado de imagen de cascara de platano
  • Hojas Secas de Tomillo: Coloca en un recipiente un poco de hojas de tomillo y comienza a machacarlas, utiliza el polvo resultante para mezclarlo con tu pasta de dientes habitual. Cepilla los dientes con la mezcla durante 3 minutos, debes realizar el procedimiento con suavidad. Repite este truco con hojas de tomillo secas para blanquear los dientes al menos unas 2 o 3 veces a las semana.

Resultado de imagen de Hojas Secas de Tomillo
  • Perejil: Este remido lo puedes realizar tanto con el perejil fresco como con seco y triturado, lo único que debemos tener en cuenta que si es fresco debemos de masticarlo pero solo una o dos hojas a lo sumo y dos o tres veces en semana puesto que el perejil tiene un alto nivel de toxicidad por lo que no hay que abusar. Si por lo contrario lo utilizas seco o fresco triturado lo añadiremos a nuestro cepillo dental y lo usaremos a modo de pasta dentífrica también 2 o 3 veces en semana a lo sumo.

Resultado de imagen de perejil


Tener en cuenta estos dos pequeños consejitos:
  • Utiliza los elementos de higiene dental a diario: cepillado a 45°, hilo dental para retirar los residuos que quedan entre las piezas dentales y un enjuague bucal. Éste último puede ser un simple enjuagado con agua.
  • Masticar chicle puede ser una buena opción para producir saliva. La saliva tiene sus beneficios ya que arrasa con las bacterias que producen caries.

Espero que esta entrada sobre remedios caseros para blanquear los dientes os sea de ayuda y pronto podáis conseguir el objetivo de una dentadura más blanca, limpia y saludable.

¡¡¡Hasta el próximo post!!! 😃😃😃


No hay comentarios

Publicar un comentario

© Sanson's House
Maira Gall